Gran parte de los negocios de estética enfocan casi todo su esfuerzo y recursos económicos en impulsar sus ventas hacia clientes nuevos, olvidando un poco el potencial existente en sacar partido a la base de clientes inactivos, siendo este un foco rápido que puede aportar ventas a corto plazo. Si ya te conocen deberías plantearte algunas cuestiones. ¿Cual es la causa? ¿Qué solución puedo ofrecerle? ¿He resuelto el problema?

Estaría bien analizar las siguientes cuestiones antes de pensar en soluciones.

  • ¿En cuánto tiempo considero a un cliente como inactivo? Deberías pasar una media de 6 meses aunque hay que considerar qué tratamientos de estética se hace regularmente y la duración de los mismos.
  • ¿Qué tratamientos se realizaba con regularidad? Busca en tu histórico a tu cliente, infórmate y analiza qué servicios contrataba más y cuales no, en qué época, con qué frecuencia y qué tipo de tratamiento (tratamiento facial, tratamiento corporal, depilación…)
  • Analicemos por qué dejo de venir al centro. ¿Cuál es la causa de la pérdida? Porque la calidad del producto no fue la adecuada, no quedó satisfecho con el resultado de su tratamiento, porque encontró algo más económico, novedoso o de renombre.

4 ideas de marketing para recuperar a tus clientes

  • Si no volvió a causa de la calidad de algún producto o servicio, hazle saber que el problema ha sido resuelto e invítalos a probar su tratamiento favorito. Imagina que tu cliente ha colgado una mala crítica sobre tu negocio por no haber recibido el trato esperado. Envíale un correo informándole que habéis optimizado la coordinación de personal de tu negocio y has optimizado la gestión del centro de estética, que los tiempos para dar un mejor servicio han mejorado considerablemente. Invítalo a volver junto con un detalle, un descuento o una oferta que no pueda rechazar.
  • Dile que lo echas de menos. Antes de vender se ha de reconquistar a un cliente. Un cliente estimulado de la manera adecuada será más receptivo a escuchar noticias tuyas, cambios y mejoras en el negocio, productos nuevos, descuentos o promociones. Es el momento de llamar su atención pidiéndole que vuelva con algo tipo “¡Te echamos de menos! Tenemos un descuento excluso del 15% sólo para tí!
  • Si encontró productos nuevos que le gustaron, ofrécele tus últimas novedades por e-mail, o una prueba de producto de belleza gratis, por ejemplo. Informale que has renovado tu carta de tratamientos y has incluido productos nuevos para tratamientos, obséquialo con un descuento y una prueba gratuita.
  • Recupera a tu cliente y capta nuevos. Si no encuentras la razón de su pérdida, actúa con una estrategia genial, ofrécele un 2×1 en tu servicio estrella con la condición de traer a una amiga. Podrás recuperar a tu cliente perdido y captar uno nuevo. Seguro que le encanta la idea.
  • No puedes permitir que se vaya. Recuerda viejos momentos en los que haya salido muy satisfecho con un producto o servicio. Si dejó de venir, llama su atención con una propuesta personalizada y exclusiva para él con un servicio de la misma gama. Por ejemplo, un tratamiento antiaging o un tratamiento despigmentante.

Estas estrategias puedes aplicarlas diseñando una buena imagen que transmita lo que quieres hacerle llegar por e-mail. Si te interesan este tipo de artículos, no dudes en hacérnoslo saber, inscríbete a nuestra Newsletter y te los enviaremos personalmente a tu correo encantados!

NEWSLETTER

  • Queremos saber sobre ti

 

 

 

 

 

¡Comparte esto!

Si te ha gustado y te ha parecido interesante este artículo te invitamos a compartirlo en Facebook y seguirnos en nuestras redes para que no te pierdas las útimas novedades.