Mantener una piel bonita, hidratada y joven no es una tarea fácil, y más teniendo en cuenta la contaminación del ambiente, malos hábitos y a incidencia del sol como principales factores en nuestra contra.

Si bien es cierto que un capricho de vez en cuando no hace daño, aquí tenéis 7 alimentos los cuales pueden ser perjudiciales para la salud de nuestra piel.

1. Carnes procesadas.

La carne procesada, por lo general, es un alimento con una concentración de nutrientes esenciales muy baja además de una alta cantidad en grasas, sodio y harinas refinadas. Ya no es solo por los problemas metabólicos que puedan acarrear sino que, a medio y largo plazo puede ser un gran inconveniente para nuestra salud de la piel impidiendo la oxigenación de la misma aumentando notablemente las toxinas en la sangre e impidiendo la reparación celular.

2. Refrescos azucarados.

Este tipo de bebidas tienen un alto contenido en ácidos y azúcares de origen artificial teniendo un impacto negativo en nuestra piel. Estas sustancias se acumulan en la sangre interfiriendo la circulación haciendo más lenta la regeneración de la piel y acelerando su envejecimiento.

También su alto consumo genera una disminución en la producción de colágeno y elastina en la piel.

3. Sal.

Es el condimento mas usado en el mundo entero y presente en la mayoría de productos en los supermercados. Su ingesta en exceso influye en los procesos inflamatorios del organismo y aumenta el riesgo cardiaco, además, no se lleva nada bien con nuestra piel, secándola y aumentando la tendencia de aparición de arrugas y celulitis.

4. Grasas hidrogenadas y fritos varios.

 Todos sabemos que las grasas hidrogenadas y las frituras son bastante perjudiciales para el organismo pero mucha gente no es consciente de lo perjudicial que pueden llegar a ser para la piel.

Para freír hace falta aceite sometido a una temperatura muy alta, éste tiende a oxidarse y dado que genera colesterol, afecta al proceso de oxigenación y a la circulación. Además de aumentar el riesgo de enfermedades cardiovasculares, se incrementa la presencia de toxinas propiciando la aparición de arrugas e imperfecciones.

Y al igual que os hemos contado antes, estos alimentos hacen que el oxígeno no llegue bien a las células de la piel, disminuyendo los niveles de colágeno y elastina.

5. Dulces.

Dulces, más de uno no querría ver esta palabra en la lista ¿verdad? Pues me temo que tengo malas noticias.

Son unos de los peores de la lista. Azúcares refinados que van incluidos en la bollería industrial o dulces comerciales que causan alteraciones metabólicas y aumentan las imperfecciones en la piel.

Esta “maravillosa” sustancia aumenta los niveles de glucosa en la sangre interfiriendo en la producción de colágeno y alterando las glándulas sebáceas. Como consecuencia la aparición de acné, flacidez y cambios en la textura de la piel.

 QUIZÁS TE INTERESE OTRO ARTÍCULO

6. Leche.

Aunque hay mucha polémica alrededor de la leche y su consumo, hay un gran número de personas que prefieren excluirla de su dieta porque no es buena para su piel.

La leche es un alimento esencial y muy nutritivo en nuestra alimentación pero hay gente que puede desarrollar acné y rosácea al tomarlo, pudiendo deberse a su alto contenido en grasas o a causa de una intolerancia a la lactosa.

7. Café.

Un consumo controlado de café dota a nuestro cuerpo de unos antioxidantes más que bienvenidos que ayudan a frenar la oxidación de la piel. Aun así, su consumo excesivo puede aumentar los niveles de cortisol, una hormona que además de causar estrés, acelera el envejecimiento.

La cafeína lleva a la deshidratación, aumentando la sequedad, la pérdida de firmeza y la aparición de arrugas.

¡Comparte esto!

Si te ha gustado y te ha parecido interesante este artículo te invitamos a compartirlo en Facebook y seguirnos en nuestras redes para que no te pierdas las útimas novedades.