Hoy en Keradermic te enseñamos cuales son los signos que hacen ver el paso del tiempo en nosotros, sobre todos el nuestra piel y expresión facial.

No sólo las arrugas son una señal del envejecimiento, los cambios en la piel de la cara nos hacen parecer en muchos casos mas mayores de lo que somos en realidad. Estos signos empiezan a ser visibles alrededor de los 35 años por eso es muy importante que empecemos a tratarlos cuanto antes.

Aquí los siete signos de envejecimiento:

Piel con una textura no uniforme.

Con el paso del tiempo la piel va siendo cada vez más fina, frágil y va perdiendo poco a poco su uniformidad y elasticidad.

Pérdida de luminosidad.

La falta de luminosidad notable en la piel del rostro es debido fundamentalmente a un bajó de la actividad hormonal de las mujeres que comúnmente suele ser a partir de los 40 años.

Manchas de la edad.

Aparición de manchas oscuras en el rostro y en distintas partes del cuerpo a causa de la exposición del sol, también lo conocemos como foto envejecimiento.

Sequedad y piel tirante.

Con el paso del tiempo la piel tiende a secarse y a tener una textura rugosa además de deshidratarse con mayor facilidad. Que una piel sea suave esta directamente relacionado con una piel hidratada. Para proteger a la piel de la deshidratación, las glándulas sebáceas generan una sustancia aceitosa conocida como sebo y con el paso de los años se frena la producción de éste, por lo que, junto con las condiciones ambientales, hacen que la piel pierda agua con mas facilidad y tienda a secarse y a la tirantez.

 

AQUÍ UNOS CONSEJOS PARA PREVENIR LAS ARRUGAS

1.

Presencia de arrugas y líneas de expresión.

La gravedad de las arrugas va dependiendo de diversos factores como la exposición al sol, el tabaquismo o simplemente una herencia genética. Por el contrario, las líneas de expresión son consecuencia de acciones repetitivas siendo mas visibles alrededor de ojos y boca.

Pigmentación no uniforme.

Con el paso de los años la producción de melanina disminuye, siendo ésta el pigmento natural de nuestra piel.

Poros notablemente visibles.

Un poro es una apertura donde sale el pelo. Cada pelo tiene su propia glándula sebácea encargada de producir el sebo necesario para lubricar la piel. Pasados los 40 años de edad los poros se hacen mas visibles en nuestros rostros produciendo un impacto negativo en la estética de la piel de las mujeres.

¡Comparte esto!

Si te ha gustado y te ha parecido interesante este artículo te invitamos a compartirlo en Facebook y seguirnos en nuestras redes para que no te pierdas las útimas novedades.