La vitamina C o ácido ascórbico es un potente aliado utilizado mucho en cosmecéutica, ya que se utiliza en tratamientos contra las manchas de la piel y antiaging.

Nosotros no somos capaces de generar Vitamina C porque a todos nos falta la proteína necesaria para que se genere (L-gluconolactona oxidasa), pero no os preocupéis porque es muy fácil de encontrar, ya que está en múltiples plantas y animales: cítricos y fresas, tomates y patatas, diferentes tipos de coles, calabazas y espinacas.

Funciones de la vitamina C

Ácido ascórbico para aclarar la piel

Se considera un muy eficaz a la hora de aclarar pieles faciales con manchas oscuras, el llamado melasma. Este compuesto posee propiedades despigmentantes al actuar inhibiendo el sistema tirosinasa,

La vitamina C conserva la piel

Este ácido contiene una gran cantidad de antioxidantes y estimula la síntesis de colágeno, la proteína encargada de darle flexibilidad y resistencia a nuestra piel. El colágeno, por tanto, previene la aparición de arrugas. Esta vitamina protege a nuestras células de los radicales libres, que suelen estar implicados en el desarrollo de la artritis, enfermedades autoinmunes, cataratas, cáncer y problemas cardíacos. (Recordar que el humo del tabaco, el alcohol y dietas ricas en grasas saturadas producen la aparición de radicales libres en nuestro cuerpo).

 

Cantidad diaria ideal de ácido ascórbico

No se trata de consumir grandes cantidades de esta vitamina, porque los efectos no son proporcionales a lo que tomamos. Con una dosis de 100 mg/día es suficiente para mantener una buena salud cutánea.

La vitamina C ayuda a metabolizar muchos componentes

Con este ácido también ayudamos a nuestro cerebro a sintetizar neurotransmisores como la norepinefrina. Es capaz de regenerar más tipos de antioxidantes, como por ejemplo la vitamina E.

Son muchos los beneficios de esta vitamina, nos ayuda a absorber el hierro y hace que nos sintamos menos cansados. Además, posee propiedades antiinflamatorias.

La vitamina C es una sustancia que reporta numerosos beneficios dermatológicos fundamentalmente por su poder antioxidante y en menor medida por sus propiedades antiinflamatorias y por su capacidad para inducir la formación del  colágeno dérmico ayudando a combatir el fotoenvejecimiento.

 

Escorbuto: falta de vitamina C

Esta enfermedad implica alteraciones en los huesos, membranas mucosas y piel. Se da más frecuentemente en niños de 6 a 24 meses, o adultos con malos hábitos, y los síntomas que acarrea son: fatiga, pérdida de peso, depresión, diarrea y anemia.

Derivados del ácido ascórbico

Al ser un principio activo muy inestable, se han generado derivados como el ascorbil6palmitato y el fosfato magnésicoascórbico. Siendo estos muchos más estables que el principio original, L-ácido ascórbico.

Keradermic combina en sus fórmulas más eficaces el ácido ascórbico con otras sustancias como el ácido ferúlico o la vitamina E, para los tratamientos anti manchas o antiaging se usa en conjunto con terapias físicas y el láser no ablativo.

El producto Hydro rebalancing de Keradermic es un regenerador que contiene, entre otros muchas sustancias: rosa mosqueta, glicerol, polipéptidos, vitamina E, Aloe Vera (contiene ácido ascórbico), Equinacea, Caléndula y Extracto de regaliz.  Esta composición da lugar a un producto completo ideal para terminar un tratamiento, aportando la hidratación perfecta para nuestra piel. Podéis verlo aquí.

 

¡Comparte esto!

Si te ha gustado y te ha parecido interesante este artículo te invitamos a compartirlo en Facebook y seguirnos en nuestras redes para que no te pierdas las útimas novedades.