¿Cómo elegir el factor de protección solar para tu piel?

Dado que ya hemos entrado en época de chiringuito, playa, el buen tiempo y cada año entran antes y en mayor medida las olas de calor, no pierdas detalle de toda esta información sobre protección solar si quieres lucir una piel saludable y protegida este verano.

Sabemos lo perjudicial que puede llegar al ser el sol para nuestra piel por lo que es esencial aprender a elegir correctamente un factor de protección adecuado para nosotros y así alejarnos todo lo posible de enfermedades más graves. Así que empecemos por el principio, empecemos por saber que es el factor de protección solar.

¿Qué es el factor de protección solar o FPS?

El FPS o factor de protección solar es un grado que mide el tiempo que tu piel esta protegida, según su número esta medida será mayor o menor, por ejemplo, si eres una persona que estando 10 minutos al sol (sin protección solar) se quema, entonces con una crema con un FPS 15 estarías un total de 15 veces ese tiempo, por lo que podrás permanecer al sol unas 2 horas con ese factor de protección.

Clasificaremos la piel en 6 tipos:

Tipo 1: En este caso nos encontramos con las pieles más blancas, pieles que en cuestión de segundos se queman. Este tipo de piel es característica de personas con cabello rubio o pelirrojo, así como con pecas. En estos casos se recomienda un factor bastante alto, de 50 en adelante.

Tipo 2: El tono de la piel sigue siendo claro pero no es tan blanco como el de tipo 1. Ojos claros así como cabello rubio. Se quema con facilidad pero no al nivel de los anteriores. Es recomendable un mínimo de factor 30 en adelante.

Tipo 3: Aún siendo blanca la piel, ésta no se quema tan rápido. Es más resistente pero no por ello podemos confiarnos ya que puede pasarnos factura el estar expuesto al sol. Se recomienda en estos casos un factor igual o superior al 15.

Tipo 4: Aquí la piel va tendiendo a oscura, un tono amarronado o bronceado. El cabello y ojos son oscuros. Es difícil que se queme así que elegimos un factor de protección alrededor del 10.

Tipo 5: La piel es muy oscura, se broncea rápidamente. No por ello nos debemos olvidar de protegerla, precisa de un número de protección bajo pero de igual manera hemos de protegerla con un factor que ronde el 8.

Tipo 6: Por último, la piel más oscura o de color negro. Nunca se quema por lo que el bronceado es sorprendentemente rápido, si eres de este tipo, se recomienda un factor 5 o 6.

A tener en cuenta:

Una vez aprendido como elegir nuestro factor de protección tenemos que ser conscientes que exposición al sol puede ser un problema por lo que es necesario conocer que no debemos hacerlo en las horas centrales del día, cuando el sol esta pasando por el punto más alto. Hay que tratar de evitar en la medida de lo posible las horas desde las 12 AM hasta las 4 PM aproximadamente, pudiendo aprovechar ese tiempo para realizar otro tipo de actividades.

 

Si queréis saber información sobre algún tratamiento para la piel, no dudéis en visitar www.keradermic.com o consultarnos a nuestro correo info@keradermic.com

 

———————————————————————

***Si te ha gustado el artículo no dudes en hacérnoslo saber en las redes sociales***

 

 

 

 

 

 

 

¡Comparte esto!

Si te ha gustado y te ha parecido interesante este artículo te invitamos a compartirlo en Facebook y seguirnos en nuestras redes para que no te pierdas las útimas novedades.