¿Conoces a alguien que con 30 años tenga arrugas en la cara? ¿Cómo prevenir arrugas en el rostro? Las arrugas suelen salir cuando tenemos esa edad, a unos antes y otros después.

Si sigues estos consejos y te ayudas de una crema antiarrugas, tu piel lucirá radiante, estas cremas nos ayudan tanto en la cara como en el escote, también ayudamos a que no estén secas ni flácidas.

Cómo prevenir arrugas

¿Sabías que existen muchos hábitos que retrasan la llegada de esas temidas invasoras faciales? Vamos con unos consejos para prevenir las arrugas:

Dale a tu piel todo lo que necesita

Si quieres evitar la aparición de arrugas en tu rostros empieza por una  alimentación equilibrada: cambiando los azúcares, fritos o aditivos por frutas, cereales, pescado y verduras… Sin una buena alimentación no importa qué métodos y técnicas hagamos, afectará a nuestra piel.

Hidrátate e hidrata tu piel

Hidratar tu piel es esencial, empieza por hidratar tu cuerto, pruébalo, es muy sano y a veces por despiste, nuestras rutinas diarias o cualquier razón descuidamos este aspecto tan esencial para la salud de la piel y la nuestra.

Al igual que tendremos en cuenta lo que necesita, también lo haremos con lo que NO necesita, los rayos de sol potentes no beneficiarán nada a nuestra piel facial, evítalo y protégete con un buen protector.

Hidrata y protege tu piel todo el año

Hydro Intense Sunblock SPF50+

Evita ciertos gestos

¿Alguna vez has escuchado: No hagas ese gesto que te salen arrugas? Pues esa frase tiene toda la razón. Por ejemplo, fruncir el ceño puede causarte tu primera arruga. Cuando notes tensión en la cara, puedes deshacerte de ella a través de gestos exagerados: sacando la lengua, arrugando mucho la frente y relajándola, etc.

Automasaje

Igual que tomamos nuestro tiempo para masajearnos los pies o la espalda, la cara también sufre las tensiones del día a día. Así que lo ideal es que cada noche alisemos la frente, masajeemos un poco la cuenca del ojo, la parte superior de la ceja y la parte inferior del ojo. Y no nos olvidemos de la nariz y los labios. No hay que dejarse ninguna parte de la cara sin masajear, muy suavemente.